ARQUIDIÓCESIS DE TOLUCA ES UN REGALO, PERO TAMBIÉN UN RETO: FJCHR

Francisco Javier Chavolla Ramos, todavía obispo de Toluca indicó que la creación de la nueva Arquidiócesis de Toluca es un regalo, pero también un gran reto, y  adelantó  que una de las grandes tareas venideras será la formación de familias con valores para ayudar a enfrentar el fenómeno de la inseguridad que se ha generalizado en todo el país. 

“Es un gran regalo que Dios nos hace a través del Santo Padre y se reconoce la necesidad que tiene esta región de tener que ir agrupándose en una forma especial para formar una provincia, ya que antes  pertenecíamos a la CDMX que tiene su probelmática”. 

Lo cual, dijo, comprende una gran responsabilidad, pues se tiene que realizar un trabajo coordinado entre las cuatros diócesis que forman esta provincia bajo el objetivo de servir mejor a la feligresía. 

Los proyectos, refirió monseñor Chavolla Ramos, son primero constituirse como nueva provincia eclesiástica, lo cual, será el próximo 18 de noviembre en la Catedral de Toluca donde se espera contar con la presencia del Nuncio Apostólico, monseñor Franco Coppola. 

Posteriormente, los representantes de las cuatro diócesis que conforman la nueva Arquidiócesis de Toluca será reunirse, plantear la forma de trabajo y formar equipos, toda vez que será necesaria una reorganización. 

“El  trabajo como arzobispo, será primeramente buscar la comunión y unidad entre las diferentes iglesias que forman la provincia. Un tema que seguramente va a preocupar a esta nueva Arquidiócesis de Toluca, es la ola de inseguridad que vive todo el país y no sólo la diócesis de Cuernavaca que formará parte de esta provincia, y por lo mismo será un gran reto pastoral”. 

El aún obispo de Toluca, consideró que van a colaborar con el gobierno y la misma sociedad, pues la seguridad es una responsabilidad de todos y no sólo del gobierno municipal, estatal o federal. 

“Nosotros vamos a colaborar no atacando, sino enseñando como se tiene que vivir, formando familias con valores e invitar a la sociedad a unirse para defenderse mejor, pues uno de los graves problemas es la división de la sociedad. Nuestra responsabilidad es colaborar en el aspecto moral”. 

Lo anterior luego de celebrar la misa de ordenación de cuatro diáconos en la Catedral de Toluca, a la que asistieron el obispo auxiliar de Toluca, Maximino Martínez Miranda, el vicario general de la diócesis local, Guillermo Fernández Orozco, así como los sacerdotes; y donde hizo un llamado a los nuevos diáconos a no buscar un estatus, sino servir a los pobres, a los que hacen un lado. 

“Ustedes están llamados a ir más allá de la filantropía, pues su tarea debe nacer de la caridad y el amor de Dios, es porque quieren amar a Dios y sirven a su hermano. Vayan aprendiendo desde el ser no del quehacer”, finalizó. 

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).