DESINFORMACIÓN PODRÍA OPACAR LA GESTIÓN DE AMLO

 

A tan sólo 46 días de que inicie la gestión de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) la estrategia de comunicación establecida por su equipo de trabajo ha cambiado radicalmente pasando de comentarios de descalificación y ataque, a la construcción de un mensaje sólido en el que lo más importante es posicionar a los políticos de Morena, Encuentro Social y Partido del Trabajo como los grandes transformadores de México.

Los llamados pejezombies ya no atacan a Enrique Peña Nieto, olvidaron que su principal objetivo era destruir al Partido Revolucionario Institucional y mucho menos recuerdan que su lucha comenzó a causa de Carlos Salinas. Todos dejaron atrás los escándalos e indignación en contra de José Antonio Meade, Ricardo Anaya, Margarita Zavala y Jaime Rodríguez, enfocándose en el primero de diciembre, día en que tendrán que redoblar esfuerzos para iniciar un sexenio de verdadera política digital y mensaje constructivo.

Es evidente que sus operadores de redes sociales están nerviosos porque se enfrentarán a lo que tanto habían criticado. Les corresponde tener tacto para recibir las demandas de los partidos que se convirtieron en oposición, de las familias que no los quieren en el poder y de los intelectuales que no comulgan con los ideales del presidente electo.

En el caso más grave, de no llegar a un buen acuerdo con los representantes de los medios de comunicación y líderes de opinión, el sexenio será deprimente porque prevalecerá la misma desinformación y embestidas como las que el mismo Obrador orquestó en contra de las administraciones de Calderón y Peña. Existen antecedentes que harán más complicada la vida de AMLO, porque es el único presidente que conoce cada rincón del país; el único que se ha reunido con los más importantes sectores, organizaciones civiles, empresarios, académicos y profesionistas.

El gran reto de su equipo de comunicación es seguir manteniéndolo como el hombre que erradicará la corrupción, el que terminará con los excesos de la política, el que mejorará la vida de los mexicanos y el que está dispuesto a lo que sea por derrocar completamente a la bautizada por el mismo como la “Mafia del Poder”.

Todo será trascendental y deberá ser extremadamente cuidadoso con sus discursos matutinos, con las ruedas de prensa encabezadas por sus colaboradores o por las entrevistas de calle que está acostumbrado a conceder. Hoy más que nunca debe estar preparado ante cualquier ataque porque eligió ser el representante de más de 120 millones de mexicanos.

¿Realmente estará listo el equipo de AMLO para adecuarse a las circunstancias de ser el partido en el poder?

http://www.juancarlosmirandadepaz.com

 

Dejar un comentario

Tu email no se mostrará.