EL MUNDO QUE SURJA DE LA PANDEMIA DEBE SER MÁS JUSTO PARA LAS MUJERES

El mundo que surja de esta pandemia debe ser un mundo en el que las mujeres puedan ejercer sus derechos, un mundo libre de violencia y con plena igualdad de oportunidades, aseguró la presidenta del Senado de la República, Mónica Fernández Balboa.

Durante el conversatorio a distancia «Derechos Humanos de las Mujeres: Retos ante el Covid-19», la senadora refrendó el compromiso del Senado con los derechos humanos de las mujeres, y ratificó su convicción de seguir revisando y reformando las leyes para construir sociedades más iguales e incluyentes.

En este conversatorio, organizado por la senadora Martha Lucía Mícher Camarena, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, participaron, además de la senadora Mónica Fernández Balboa y el senador Ricardo Monreal Ávila; la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard Casaubón; la alta comisionada de la ONU para Derechos Humanos, Michelle Bachelet; María-Noel Vaeza de ONU Mujeres; Alicia Bárcena de la CEPAL; y Nadine Gasman Zylbermann, del Instituto Mexicano de las Mujeres, Inmujeres.

La senadora Fernández Balboa manifestó su repudio a toda forma de violencia contra las mujeres e hizo votos para que las autoridades de los tres niveles de gobierno lleven a cabo las acciones que sean necesarias para proteger a las mujeres de los efectos sanitarios, económicos y sociales de la pandemia.

Dijo que la pandemia no puede ser un pretexto para aplazar los compromisos con la igualdad de género, sino, por el contrario, la coyuntura convoca a redoblar los esfuerzos hacia el cumplimiento de la igualdad sustantiva.

La presidenta de la Mesa Directiva aseguró que para México, el tema de la igualdad de género era, ha sido y seguirá siendo una prioridad, y mucho más para la Legislatura actual, en la que, por primera vez en la historia, los órganos del Poder Legislativo se encuentran integrados de acuerdo con este principio.

Afirmó que antes de la irrupción de la pandemia, el problema de la violencia y la discriminación de las mujeres estaba en el centro del debate y la agenda política en México y en varias partes del mundo. “Hay que decir que la igualdad de género era al mismo tiempo una meta y desafío antes del Covid-19”, apuntó.

“La pandemia no solo ha sido desafortunada por sus costos humanos, económicos y sociales, sino porque nos vino a confirmar que las mujeres seguimos siendo una población vulnerable que enfrenta desventajas en escenarios ordinarios y extraordinarios”, acotó.

Indico que, de manera dolorosa, en México los feminicidios, la violencia doméstica y las solicitudes de refugio de las mujeres han registrado incrementos significativos en estos últimos meses. “Para millones de mujeres quedarse en casa significa exponerlas a situaciones de riesgo por la violencia de género”, sentenció.

Fernández Balboa señaló que la violencia de género no es el único de los problemas que requieren de una perspectiva de género, ya que fenómenos como el desempleo, la informalidad y la precariedad laboral impactan con mayor fuerza a las mujeres.

Ante esto, manifestó, México tiene el interés de mantener el tema de la igualdad de género como una de las prioridades de la agenda global. “En la búsqueda de un mundo más justo, no podemos dar un solo paso atrás”, aseguró.

Po su parte la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, remarcó que “la nueva normalidad será feminista o no será una nueva normalidad”.

Por ello, indicó, es fundamental que la estrategia en materia de derechos humanos ponga en el centro a las poblaciones vulnerables, entre las que están las mujeres y mucho más las mujeres migrantes y las mujeres indígenas.

El reto del cumplimiento tangible de los derechos de las mujeres es una cuenta pendiente. Durante esta nueva normalidad debe saldarse a través de la obtención de mejores resultados.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).