GOBIERNO DE NUEVO LEÓN ASEGURA MANTENER CONTROL DEL PENAL

Autoridades de Nuevo León reiteraron que mantienen el control en el Centro de Readaptación Social de Cadereyta e iniciaron las investigaciones por los disturbios registrados la víspera.

Así lo dieron a conocer el vocero de seguridad del estado, Aldo Fasci Zuazua, y el procurador de Justicia del estado, Bernardo González Garza, y destacaron que abrirán la información detallada a los familiares de los reos.

Fasci Zuazua expresó que “se iniciará con todo detalle la investigación de los hechos, incluido desde luego la investigación completa de que es lo que sucedió, quienes participaron o quienes podrán ser procesados”.

“En este momento hay identificadas 54 personas que podrán ser procesadas por diferentes delitos”, indicó.

Detalló que “es una situación delicada, sí, pero hay orden en el centro penitenciario, se tomaron las medidas que se tenían que tomar”.

“Estamos abiertos a que las organizaciones de Derechos Humanos y la institución de la Comisión Estatal, incluso la Comisión Nacional nos acompañen en todo este procedimiento”, añadió.

Aseguró que “estamos ciertos de que no hubo violación a los derechos humanos, sino que por el contrario se evitó la muerte de más personas”.

El funcionario expuso que existe sobrepoblación en el Penal de Cadereyta, además de alta peligrosidad de los internos, las instalaciones no son las adecuadas para este tipo de reos y prevalece un déficit de custodios.

Dijo que varias dependencias del gobierno estatal atenderán a las familias en el caso de las personas fallecidas, para entregar a la brevedad posible los cuerpos y ayudarlos a su sepultura, y la situación que prevalece en el caso de los lesionados.

Al presentar una actualización de los eventos acontecidos en dicho reclusorio, Fasci Zuazua indicó que “la lista oficial de personas fallecidas es de 16”, de los cuales hay tres sin identificar todavía.

Resaltó que “de esos 16, once son secuestradores y miembros del crimen organizado, y los otros cinco son delitos graves, violentos”.

“Insistimos en este tema porque es muy evidente y patente que la gente que está allí en ese centro son gente de alta peligrosidad”, señaló.

El funcionario estel atal manifestó que hay 31 lesionados, y de éstos uno se encuentra en quirófano, por armas de fuego, y el resto no corre riesgo su vida, pero permanecen hospitalizados.

Dejar un comentario

Tu email no se mostrará.