LÍDER SUPREMO IRANÍ AFIRMA QUE NEGOCIAR CON EEUU NO PONDRÁ FIN A  PROTESTAS

Irán vive una ola de manifestaciones desde la muerte, el 16 de diciembre, de Mahsa Amini, detenida por la policía de la moral por llevar mal colocado su velo islámico.

«Algunos nos dicen en los periódicos o en internet que lo único que hay que hacer para acabar con los disturbios es resolver el problema con Estados Unidos y escuchar la voz de la nación», expresó el líder supremo iraní, el ayatollah Ali Jamenei.

«¿Cómo resolver el problema con Estados Unidos? ¿Se resolverá el problema sentándose, negociando y obteniendo un compromiso de Estados Unidos?», preguntó el líder supremo al recibir en Teherán a una delegación de jóvenes de la Basij, una fuerza paramilitar subordinada a la Guardia Revolucionaria.

MIRÁ TAMBIÉN

Diputados bolivianos dan media sanción a la ley del Censo y exigen levantar paro en Santa Cruz

«No. La negociación no resolverá nuestros problemas con Estados Unidos. Nuestro problema con Estados Unidos se resolverá pagando un chantaje, no una vez. Tienes que pagar regularmente”, aseveró.

Las autoridades consideran que las protestas en todo el país, que han tenido especial fuerza en las ciudades del Kurdistán iraní, son «disturbios» alentados por Occidente, en particular por la Casa Blanca.

«El problema no son cuatro alborotadores en la calle, aunque todo alborotador, todo terrorista debe ser castigado (…). El campo de batalla es mucho más grande. El principal enemigo es la arrogancia mundial», dijo Jamenei, refiriéndose a Estados Unidos y sus aliados, tal como recogió la agencia de noticias AFP.

Según Jamenei, Washington exige que Irán abandone su programa nuclear, cambie su Constitución, limite su influencia dentro de sus fronteras y cierre sus industrias de defensa para poner fin a las hostilidades.

MIRÁ TAMBIÉN

Reino Unido cree que Rusia dispara misiles desprovistos de cabezas nucleares en Ucrania

«Ningún iraní puede aceptar esas condiciones», dijo.

Las declaraciones del líder supremo llegan poco después de que el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas formara una comisión para investigar las denuncias sobre el uso «desproporcionado» de la fuerza por parte la policía en las protestas en Irán.

Según la diplomacia iraní, la resolución fue adoptada «bajo la presión de ciertos grupos de presión políticos y se basa en información falsa propagada por medios de comunicación antiiraníes».

La represión de las manifestaciones ha dejado al menos 416 muertos, según la ONG Iran Human Rights (IHR), con sede en Noruega. (Télam)

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).