OTORGA GEM CERTIFICADOS POR BUENAS PRÁCTICAS DE PRODUCCIÓN A 615 PRODUCTORES

Con una inversión superior a los 12.7 millones de pesos, el Gobierno del Estado de México, a través de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro), y en concurrencia con el Gobierno federal, otorgó el certificado de “Buenas Prácticas de Producción” a 615 productores mexiquenses que buscan garantizar la calidad e inocuidad en sus unidades de producción agropecuaria.
 
En el marco del Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, la Dirección de Sanidad de la Sedagro, a través del Programa de Sanidad y Certificación Agropecuaria, ha beneficiado a un total de 615 productores: 76 unidades de producción acuícola y pesquera, 99 de producción agrícola y 440 de producción pecuaria, quienes gracias a sus Buenas Prácticas de Producción han sido acreedores a este certificado.
 
Sedagro reconoce a aquellos productores que en sus unidades de producción mantienen esas buenas prácticas como manejo adecuado de materia prima, organización limpia y ordenada, operación inocua agrícola y/o pecuaria, manejo de salud animal e integral de plagas y del medio ambiente, calidad sanitaria y sustentable del agua, vacunas y tratamiento fitozoosanitario de las unidades de producción, entre otros aspectos.
 
Para ello, brinda capacitación a los productores mexiquenses, además de que, con los diferentes programas y componentes, se suma a la ayuda en la tecnificación, organización y manejo adecuado a través de corrales, entre otros beneficios para lograr la calidad y la inocuidad en la producción de alimentos sanos en todo el Estado de México.
 
El titular de la Sedagro, Darío Zacarías Capuchino, aseguró que éste es un compromiso del Gobierno de Alfredo Del Mazo Maza, no sólo con el Estado de México sino con exigencias de orden mundial.
 
“La salud de los mexiquenses es un importante eje de la producción primaria en el Estado de México, que está plasmado en el Plan Estatal de Desarrollo y contempla los 17 objetivos más importantes de la Agenda 2030 como una ruta para el Desarrollo Sostenible en el mundo; los alimentos inocuos brindan salud, desarrollo económico, crecimiento sostenible y cuidado al medio ambiente”, expresó.
 
De igual forma, añadió que el certificado de “Buenas Prácticas de Producción” es el resultado final de un círculo virtuoso en materia agropecuaria.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).