POLICÍAS DESAPARECEN A ENFERMERO EN TOLUCA

Cristian Marcelino Trinidad, tenía 22 años de edad, su familia lo describen como una hombre noble, trabajador y muy tranquilo, cuyo sueño al concluir la pandemia por el Covid  19 era comprarse un auto como viajar, ser libre. 

El viernes 17 de julio pasado, el joven enfermero fue «levantado» en Toluca por policías municipales, término coloquial para referirse a las desapariciones forzadas, es la peor pesadilla que han vivido sus padres y hermanos. 

El viacrucis se ha prolongado por más de un mes, sin saber si se encuentra vivo o sufre, si falleció no existe una tumba a la cual llorar dice una de sus hermanas que pide el anonimato por miedo a las represalias, ha sufrido amenazas. 

Desde entonces se han volcado en buscarlo en penales, hospitales, centro de rehabilitación e incluso diario asisten al Semefo, pero sin obtener éxito ni pistas de su paradero, los responsables siguen libres. 

En los primeros días buscaron con amigos y conocidos, pero no han tenido avances, no volvió a casa en la colonia La Nueva Oxtotitlán tres días antes de festejar su cumpleaños que celebraban reunidos en familia. 

El muchacho trabajaba en un hospital privado y también en un público en la capital del Estado de México, su rutina era ir a los nosocomios, casa y descansar, rara la vez salía de fiestas u algo similar, era reservado. 

Familia que condena

Esa noche, salió de su vivienda para ir a comprar unos pambazos -antojito local- una de sus comidas favoritas pero un grupo de personas lo golpeó fue confundido con un delincuente, ahí quedó mal herido. 

Pese a la condición en la que terminó tras la golpiza, Cristian trató de caminar hacia  su hogar, sin embargo, en el camino agentes de seguridad pública local lo subieron a una patrulla, es la última vez que fue visto. 

En los primeros días, acudieron a las instalaciones de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México para hacer una denuncia para dar con su localización  luego vinieron las trabas recuerda la mujer. 

Al paso de las horas y reconstrucción de los hechos, las autoridades recriminaron a las víctimas quienes pidieron el rastreo de llamadas como mensajes de teléfonos, ni siquiera han sido citados a declarar los uniformados. 

Peor aún al enterarse que en el caso estaban involucrados policías iniciaron las inconsistencias con los funcionarios que llevan el caso, «ahora nos dicen que ellos, nos van a llamar y no lo hacen», advierte parientes. 

Las semanas han sido un calvario no solo por su extravío sino por el actuar del personal de la institución de justicia, hasta el momento no hay un solo avance en las investigaciones, la carpeta sigue igual. 

«Hemos recibido amenazas para que le bajemos y dejemos de insistir, incluso llamadas de extorsión pero como vamos a dejar de buscarlo, era una persona de bien, lo queremos con vida», lamenta su hermana. 

Agrega, los policías que lo subieron a la unidad oficial, no se han presentado al Ministerio Público para declarar a pesar de ser las últimas personas con la que fue visto el joven, nunca fue puesto a disposición según los registros. 

En busca de justicia e hijo 

La familia se ha encargado de indagar por su cuenta, las cámaras de vigilancia que existen en la zona de la calle Las Palomas no han sido revisadas ni pedidas por la Fiscalía, evidenciando las anomalías para investigar. 

Pese a todos los problemas que han enfrentado en el camino no claudicarán hasta hallar al chico seguidor del equipo Cruz Azul al que ya no pudo verlo coronarse en la Copa por México, «lo vamos a encontrar», dice. 

La angustia crece día a día, aunado al poco apoyo que han recibido en cada una de las instancias que han acudido a pedir ayuda, a través de redes sociales han intensificado una campaña que ayude a dar con él. 

«Al principio hubo interés pero después que se estableció que eran policías los involucrados empezaron a poner muchas excusas, no hemos visto avances todo sigue igual no es posible a más de un mes», reprocha. 

Piden al fiscal Alejandro Gómez Sánchez revisar el expediente, aunque solo han recibido demoras, han acudió a Palacio Nacional pero tampoco han sido atendidos, la justicia parece para unos cuantos. 

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).