SIN CONTROL TRAGEDIAS POR PIROTECNIA EN TULTEPEC

En lo que va del 2018, ya son cuatro las personas que han perdido la vida en talleres donde se elaboran juegos pirotécnicos, y a finales del 2017 otras dos también fallecieron por esta  causa.

Lo que genera temor y descontento entre la población del municipio de Tultepec, la capital de la pirotecnia; debido a que en la mayoría de los domicilios existen talleres donde se maneja este tipo de material.

Artesanos de la zona –que prefirieron guardar el anonimato- dieron a conocer que las explosiones de los polvorines que se han registrado en los últimos meses, posiblemente se debe a que están utilizando un sustituto en la materia prima “clorato de potasio”, mismo que se conseguía en una de las fábricas que cerró sus puertas al público.

“Comprábamos hasta hace dos años el clorato a una fábrica que cerró y ahora debemos comprarlo en otros lados, pero es más fuerte o viene alterado, sin embargo, mezclado con elementos como el azufre y el fósforo se vuelve inestable, se detona con la fricción o choque”.

Cabe mencionar que este miércoles se registró una nueva explosión en un taller donde se manipulaba pólvora, quitándole la vida  a una persona de la tercera edad.

Los hechos se registraron la mañana de este miércoles, cuando Don Silvestre, de 53 años de edad, se encontraba rellenando una gaveta de silbato con pólvora para empezar su jornada laboral, sin embargo, de repente se produjo una explosión en el interior de su taller que le arrebato la vida.

Elementos de la policía estatal y municipal arribaron al local denominado Miguelitos, en dicho municipio, no sin antes solicitar el apoyo de las unidades de emergencia que también acudieron para brindarle los primeros auxilios, pero debido a la gravedad de las lesiones, éste, ya había fallecido.

Los lamentables hechos se registraron durante la celebración de la Feria Nacional de la Pirotecnia de Tultepec, actividad que se celebra del 3 al 11 de marzo y los  fabricantes clandestinos, quienes solicitaron el anonimato, precisaron que desafortunadamente no cuenta con recursos económicos para poder comprar un terreno donde puedan desarrollar su trabajo y solicitar los permisos correspondientes ante el  Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu email no se mostrará.