TOMAR MEDIDAS PARA EVITAR ENFERMEDADES A CAUSA DE LA CONTINGENCIA AMBIENTAL

Víctor Torres Meza, titular del Centro de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades del Estado de México, dijo que hay tres grandes épocas durante el año, que pueden provocar efectos negativos en la salud, éstas son las secas-calientes, de lluvias y seca-fría.

Sin embargo por la contingencia ambiental, declarada recientemente en el Valle de Toluca, comentó que se tienen que tomar las medidas necesarias para evitar contraer enfermedades respiratorias y tomar en cuenta los síntomas que se podrían presentar.

“Las partículas ultra-finas que estamos respirando los mexiquenses, son generadas por la nube de humo derivado de los incendios forestales, mismas que pueden provocar en personas sanas lagrimeo, escurrimiento nasal o malestar general; el daño mayor se presenta en enfermos crónicos, con efisema pulmonar, enfermedades cardiovasculares o diabetes, quienes si tendrían que usar cubre-bocas y tratar de no salir de casa”.

El titular del CEVECE, indicó que la temporada seca-caliente está en curso que generalmente es de marzo a julio y se caracteriza por altas temperaturas, poca humedad y presencia de contaminación atmosférica, pero ahora con un factor adicional, el humo por los incendios forestales.

“El humo de los incendios forestales si afecta, pero lo más dañino son las partículas ultra-finas y su inhalación, los cuales, tienen un efecto en la salud tanto de personas sansas, pero más graves en los enfermos crónicos”.

Torres Meza, precisó que para enfrentar la contingencia ambiental que se ha declarado, la ciudadanía de tomar las medidas preventivas como visitar al médico, aumentar la hidratación, incrementar el consumo de alimentos con vitamina C, pues protegen la mucosa de las partículas ultra-finas.

Asimismo, hizo un llamado a las personas sanas evitar realizar actividades físicas al aire libre inclusive a los niños, restringir esta actividad durante el recreo, y es mejor que se queden dentro del salón.

“En las personas no enfermas lo que puede provocar el humo -partículas ultra-finas- es lagrimeo, escurrimiento nasal o malestar general, pero en las personas enfermas, les falta oxígeno, les duele la cabeza y por lo mismo tienen que ser hospitalizados”.

Finalmente el titular de la CEVECE mencionó que este fenómeno es nuevo, pues no había pasado algo así, sobre todo en esta temporada de seca-caliente, que dijo, además de lo que se espera año con año, se suma el humo producto de los incendios forestales.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).