COSTA RICA TENDRÁ UNO DE LOS RADARES ESPACIALES MÁS AVANZADOS

El próximo mes de abril, se instalará en Costa Rica un radar espacial de los más avanzados del mundo, el cual contará con la capacidad de rastrear objetos que orbitan alrededor de la tierra, de hasta dos centímetros de diámetro.

Cabe señalar que el proyecto fue catapultado por la agencia espacial Ad Astra, ubicada en la provincia de Guanacaste, Costa Rica, a 220 kilómetros al noroeste de la capital del país, San José, y es dirigida por el astronauta costarricense retirado Franklin Chang Díaz.

Al respecto, a través de sus redes sociales, el astronauta aseguró que se trata del “radar espacial más avanzado del mundo”, lo que colocará al país centroamericano a un nivel internacional en materia de industria aeroespacial.

“El proyecto, iniciado en 2019, catapulta al país al frente y centro de la era espacial con oportunidades inimaginables para nuestros jóvenes y para las futuras generaciones, en nuevas industrias y destrezas de inmenso valor para la economía nacional”, dijo Chang en un comunicado de prensa.

Según el astronauta, este proyecto asegura la capacidad de Costa Rica de hacer satélites, por lo que recalca la importancia de una agencia espacial, ya que esta permitirá firmar convenios internacionales y agregar valor a esta industria.

Radar capaz de rastrear escombros de tan solo 2 centímetros

El radar cuenta con el apoyo de la compañía LeoLabs, la cual señaló en julio del año pasado, que había seleccionado a Costa Rica como el sitio para su siguiente radar espacial.

Asimismo, cabe señalar que la firma cuenta con una red actual que incluye instalaciones en Alaska, Texas y Nueva Zelanda.

Esta última instalación, que comenzó a operar en 2019, tiene la capacidad de rastrear escombros de tan solo dos cm, según la compañía, la misma capacidad que tendrá el radar de Costa Rica.

¿Cómo funciona?

Si este radar tiene un funcionamiento como el de Nueva Zelanda, entonces utiliza lo que se conoce como un radar de matriz en fase.

El rayo se dirige electrónicamente, lo que le permite cambiar de objetivo en milisegundos o barrer el cielo más rápido que cualquier radar controlado físicamente.

Cabe señalar que, los radares terrestres actuales no están diseñados para rastrear 40 o 50 nuevos objetos en el cielo, todos desplazándose en diferentes direcciones desde el mismo lugar.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).