DE REGRESO A LA NUEVA NORMALIDAD EN EL NORTE DE LA ENTIDAD

El regreso a la actividad comercial dentro de la nueva normalidad, se vive ya en municipios del norte del Estado de México que resultaron poco afectados por el CIVI-19 y que en su oportunidad bajaron cortinas para contener los contagios, pero sobre todo las muertes por esta enfermedad.

El municipios como Atlacomulco y San Felipe del Progreso la actividad comercial empieza a regresar con precaución y disposición para seguir laborado, pero sobre todo, generando recursos económicos que son de suma importancia para los habitantes.

En Atlacomulco por ejemplo la ciudadanía ha salido a la nueva normalidad con sus debidas precauciones, se ve en la calle gente con cubrebocas y en cada negocio hay filas de gente que cuida la sana distancia y espera a que le indiquen cuando es su turno.

La central de autobuses también presenta afluencia de pasajeros, quienes antes y después de bajar de las unidades deben usar el gel antibacterial o lavarse las manos con agua clorada, a fin de evitar contagiarse de CIVID-19.

Mientras que en San Felipe del Progreso la actividad comenzó justo esta semana, donde los comercios no esenciales y esenciales regresaron a la nueva normalidad, acatando las medidas sanitarias correspondientes.

Se pudo observar que en los negocios las cortinas de plástico son importantes para evitar que los clientes puedan dejar el virus, y de igual forma los encargados de los mismos establecimientos portan caretas y cubrebocas como medidas de protección personal.

En su oportunidad el alcalde Alejandro Tenorio refirió que gracias a las medidas que tomó la administración a su cargo de bajar las cortinas de negocios no esenciales, así como de cerrar por dos semanas el tianguis dominical, la zona logro contener las defunciones por coronavirus.

Dejar un comentario

Tu email no se mostrará.