DECLARATORIA DE EMERGENCIA EN  EL CHIQUIHUITE, SOLUCIÓN DE FONDO Y NO POPULISMO DE DERECHA: MAX CORREA 

Lejos del populismo de derecha, que planteaba donar dinero para paliar las pérdidas humanas y materiales que sufrieron las personas afectadas por el deslave del cerro del Chiquihuite, la Declaratoria de Emergencia Extraordinaria para el Estado de México, emitida por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, es una solución institucional definitva y de fondo que protege y da certeza a cientos de familias.

Así lo consideró el diputado Max Correa Hernández, quien señaló que la declaratoria fue a propuesta del alcalde de Tlalnepantla, Raciel Pérez Cruz. 

Asimismo, dijo que la medida del Gobierno de México también debe beneficiar a los comerciantes de la colonia Caracoles, que por el efecto de las lluvias torrenciales tuvieron fuertes pérdidas económicas.

Recordó que en el posicionamiento que presentó en tribuna parlamentaria el pasado 14 de septiembre, donde se expresa la solidaridad del Congreso mexiquense con los afectados de la colonia Lázaro Cárdenas segunda sección, hizo un llamó a las autoridades de los gobiernos estatal y federal a destinar recursos de forma inmediata en apoyo a la población afectada por el siniestro, y por las inundaciones registradas en diferentes municipios, así como a realizar medidas preventivas ante el incremento en el nivel de los ríos.

El legislador local por el municipio de Tlalnepantla resaltó que además de la declaratoria de emergencia, la cual busca apoyar a los estados y municipios cuyas capacidades operativas y financieras son insuficientes para brindar suministros de auxilio a la población afectada por una amenaza natural, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a dotar de casas en lugares seguros, a quienes por necesidad siguen viviendo en las faldas del cerro del Chiquihuite.

“Ante la tragedia, al populismo de derecha sólo se le ocurrió donar una parte del sueldo de sus diputados, es decir, migajas a cambio de salir en la foto; nada de exigir la declaratoria de emergencia, nada de solidarizarse de manera profunda y real con los más pobres del estado y del municipio de Tlalnepantla”.

En ese sentido, Max Correa argumentó que “no podemos negar que el deterioro del ambiente está causando estragos que se reflejan en la pérdida de vidas, “por ello hago un llamado a quienes integramos la legislatura estatal, para iniciar el análisis, y en su caso aprobación de la Iniciativa de Ley de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil del Estado de México, y que revisemos el Libro Cuarto del Código Administrativo estatal, referente al Ordenamiento Territorial de los Asentamientos Humanos y del Desarrollo Urbano de los Centros de Población”.

También se pronunció para que el estudio ordenado por el Presidente para valorar los riesgos que representa vivir en la zona del cerro del Chiquihuite, incluya otros zonas de riesgo, como la Sierra de Guadalupe, el cerro del Tenayo y Tepeolulco, entre otros.

Finalmente, el diputado de Morena señaló que dará seguimiento, en coordinación con las autoridades municipales y estatales, a las acciones a favor de las familias afectadas por el deslave del Cerro de Chiquihuite, y expresó su reconocimiento a todos los cuerpos de emergencia, policiacos, de Sedena, Guardía Nacional y de Protección civil que participaron en el rescate y apoyo de los habitantes de la colonia Lázaro Cárdenas segunda sección.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).