MUNICIPIOS DEL NORTE DE LA ENTIDAD SE COORDINAN PARA EVITAR PROPAGACIÓN DE COVID-19

Se ha detectado que el 80 por ciento de los casos positivos por COVID-19 en la zona norte del Estado de México han sido importando de la Ciudad de México, por lo que en una reunión con los alcaldes de Atlacomulco y Jocotitlán acordamos solicitar a quienes de manera semanal visitan a sus familiares provenientes de la capital del país, se abstengan por lo menos 15 días.

Alejandro Tenorio Esquivel, presidente municipal de San Felipe del Progreso señaló que en quince días la pandemia tendría su pico más alto, es decir, entre el 10 y 15 de mayo, “sabemos que personas oriundas tanto de la zona mazahua como de Atlacomulco y Jocotitlan trabajan en la Ciudad de México y muchos de ellos, en la Central de Abasto que es donde se han presentado más casos de COVID-19”.

“Es por eso que necesitamos de la comprensión de nuestros paisanos, y les solicitamos de la manera más atenta que si nos gustan ayudar, se abstengan de venir, sabemos que lo hacen para dejar dinero a su familia, pero en esta ocasión les pedimos que se los envían y así no se exponen, ni los exponen a ellos”.

De igual forma el alcalde hizo un llamado también a la población a seguir permaneciendo en casa, “es necesario que acatemos las medidas implementadas por las autoridades de los tres órdenes de gobierno, porque solo de esta manera lograremos salir más rápido de esta situación”.

Tenorio Esquivel, señaló que en coordinación con el cabildo se han tomado decisiones para detener la propagación de la pandemia y por ende, que existan más casos positivos en la zona.

“Acordamos en sesión de cabildo, veda completo para los negocios no esenciales hasta el 15 de mayo, después de esta fecha, se reactivará la economía de la siguiente forma, cuatro días no y tres sí, es decir, viernes, sábado y domingo, hasta llegar a junio; si todos acatamos las medidas, las cosas, probablemente se estén reactivando en junio de manera formal, de lo contrario, tendremos que seguir aplicando dicha medida”.

Por otra parte el Edil sanfelipense dio a conocer también que están llegado más doctores al municipio, porque consideran que existan más casos por COVID-19 en San Felipe del Progreso en los próximos días, por lo que están previniendo las cuestiones de salud para todos los ciudadanos.

Esto, dijo, ha provocado el cierre del albergue y el comedor municipal que se encuentran a un costado del hospital general, con el objetivo de que dichos espacios sean ocupados por los doctores, ya que debido a la ampliación del nosocomio, el comedor del mismo, ha sido habilitado para atender a pacientes con COVId-19, por lo que se decidió otorgarles dichos lugares para que puedan descansar.

Sin embargo, estamos conscientes de que no podemos desamparar principalmente a los familiares de las personas que se encuentran en el hospital general y el nuevo albergue, estará ubicado en el salón Mazahua, mismos que se encuentra en las instalaciones del Ayuntamiento, lugar a donde podrán acudir todo aquel que lo necesite pues también se les proporcionarán alimentos.

Dejar un comentario

Tu email no se mostrará.