NO HAY JUSTIFICAIÓN PARA INCREMENTAR EL PRECIO DE LA TORTILLA

Luego de que algunas asociaciones de la masa y la tortilla dieran a conocer que debido a la contingencia sanitaria por el COVID-19 incrementaría el precio de dicho producto, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) asegura que no hay justificación alguna para incrementar el precio de dicho producto básico, por lo que apela a la solidaridad de los productores con los consumidores en estos momentos de contingencia.

“Es verdad que una asociación de productores anunció incrementos a la tortilla, sin embargo hay que tomar en cuenta que no representan a todos, pues en el país hay más de cien agrupaciones en esa industria, y es un hecho que no tienen pretexto para subirlo; el maíz no ha subido e incluso el transporte, que tiene influencia directa en el precio y la gasolina menos, ya que esta incluso va a la baja”.

Ricardo Sheffield Padilla, Procurador Federal del Consumidor dijo que  en el momento que se consiente un aumento injusto, otros productores seguirán el mal ejemplo, por lo que se hace un llamado a los consumidores para no comprar el producto donde hay abuso; es mejor reportarlo y comprar en otra tortillería que no esté abusando.

El precio promedio del kilo de tortilla a nivel nacional es de 15.80 pesos el kilogramo en tortillerías, de acuerdo al monitoreo del programa Quién es Quién en los Precios. Es importante que los consumidores lo tomen como precio de referencia para evitar abusos.

Más de 400 funcionarios de la Profeco en todo el país trabajan en operativos de vigilancia comercial, a través de 38 oficinas en las ciudades más pobladas y con mayor actividad comercial en México, para frenar abusos.

Esta dependencia, además, está facultada para aplicar multas de hasta el 100% del valor de la venta de algunos distribuidores o productores, en caso de aumentos injustificados.

Se hace un llamado a denunciar abusos a través del Teléfono del Consumidor 55 5568 8722 y del correo electrónico denunciasprofeco@profeco.gob.mx

Por otro lado, en el caso del precio del huevo, este producto tuvo un aumento no muy significativo durante enero y febrero, pero se trata de un incremento estacional, ya que en temporada de frío sube ligeramente su precio.

Dejar un comentario

Tu email no se mostrará.