OFICIO DE RESTAURACIÓN DE IMÁGENES RELIGIOSAS ES HEREDITARIO

El oficio de restauración de imágenes religiosas lo realizan decenas de familias mexiquenses, sin embargo, esta ha sufrido cambios importantes con la pandemia de COVID-19, bajando la actividad de forma significativa. 

Jair Rico, quien aprendió el oficio de restaurar imágenes a través de sus padres, dio a conocer que con la pandemia disminuyó mucho el trabajo así como la fabricación de los mismos. 

«Son 22 años los que me he dedicado a reparar imágenes del Niños Dios; la mayoría llega porque se les ha caído a los dueños, o por el tiempo la pieza presenta raspaduras o falta de pintura, y es ahí donde entramos nosotros». 

Asimismo comentó que dicha actividad ha sido heredada por generaciones, “somos cuatro personas las que laboramos en este taller, ya que nuestros padres y abuelos nos heredaron el oficio, la cual, amamos”.

En época buena, sin COVID realizamos de 50 a 80 restauraciones, sin embargo, debido al confinamiento el trabajo ha disminuido, pero damos gracias a Dios por que tenemos trabajo y lo hacemos con amor y calidad.

Jair refirió que en la elaboración de las imágenes del Niño Dios la que más vende o es solicitada por los clientes es el niño doctor o  de la salud, así como todo vestido de blanco, asimismo le han solicitado colocar cubrebocas, “pero nosotros no trabajamos este tipo de accesorio, la gente se lo coloca después”.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).