PAGAN INCOMPLETO EL INCREMENTO SALARIAL A LOS AGREMIADOS DEL SNTE

Maestros agremiados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, sección 17, del Valle de Toluca dijeron estar molestos por el “pago del incremento salarial negociado”, que en fechas recientes se anunció con bombo y platillo, ya que a unos les llego de 2 pesos, a otros de 8 y a otros 10 pesos, cuando de manera general debieron haber recibido poco más de 3 mil pesos.

El pasado viernes 26 de junio, a través de las redes sociales la sección 17 emitió un comunicado dando a conocer a sus agremiados que ese día recibirían el incremento salarial negociado con retroactivo al primero de enero de 2020, pero muchos recibieron parte del recurso, otros completo y otros prácticamente nada.

Profesores del nivel primaria y secundaria que prefirieron omitir su nombre por miedo a represalias, visiblemente molestos, señalaron que además de no recibir completo su aumento salarial, en el talón de cheque les desglosaron un sinfín de descuentos, cuando todo el año ya se los habían realizado.

“No es justo que primero, no llegue completo el recurso o bueno casi nada, después que nos hagan descuentos y para terminar no hay a quien reclamarle, porque prácticamente ya salimos de vacaciones y como mi caso, hay muchos más”, dijo una maestra de secundaría.

Cabe mencionar que el incremento que se les otorgó a los docentes fue del 3.4 por ciento que equivale a 285.64 pesos quincenales, y hasta el pasado 26 de junio los docentes debieron haber recibido  3 mil 427.68, por eso la molestia de decenas de los trabajadores de la educación.

En cuanto al personal de apoyo (intendencia y administrativos) el incremento fue de 203.58 pesos y debieron haber recibido 2 mil 442.96 pesos, lo cual, tampoco ocurrió.

Hay otros casos de maestros que han dejado de recibir su salario desde que empezó la contingencia sanitaria por COVID-19, y a la fecha, no han percibido pago por su trabajo, ya que tuvieron que adoptarse a la tecnología y terminar el ciclo escolar 2019-2020 en línea, cumpliendo y pagando el servicio de internet que se necesita para desempeñar su labor.

“Tres meses sin recibir salario esta difícil, pero si este 9 de julio no me depositan las quincenas atrasadas y las tres que nos pagan como siempre, me tendré que esperar hasta el mes de agosto cuando regresamos al siguiente ciclo escolar y nadie de los directivos y líderes del sindicato ven esa situación; a quien le reclamo”, dijo otro docente.

Dejar un comentario

Tu email no se mostrará.