ROBO DE DIÉSEL REPRESENTA PÉRDIDAS POR 5 MDP


El sector empresarial dio a conocer que uno de los problemas que siguen padeciendo es el robo de combustible, tanto al cargar en los diferentes estaciones de servicio como en carreteras federales, por lo que continuar trabajando de la mano con la Secretaría de Seguridad y la Fiscalía General de la República, a fin de erradicar dicha problemática.
Jorge Luis Pedraza Navarrete, presidente de la Asociación de Distribuidores de Gasolinas y Lubricantes (Adigal) en el Valle de Toluca dijo que desafortunadamente siguen enfrentado a dos grandes problemas, el primero tiene que ver con el robo de gasolina, por parte de los consumidores que se ha vuelto cada vez más recurrente, donde el automovilista llega carga y al momento que le toca pagar arranca su unidad y se da a la fuga.
De igual forma comentó que el otro problema es el robo de unidades cargadas de diesel sobre carreteras federales, camiones que son los que distribuyen dicho combustible a las gasolineras; después de ser sustraídas son localizadas deben esperar hasta 45 días para volver a operar, lo cual, representa entre 4 y 5 millones de pesos en pérdidas.
«En las últimas semanas se ha agudizado el robo de unidades cargadas en el Arco Norte, en el tramo México-Pachuca, donde los delincuentes lanzan piedras a los camiones para que se detengan o los van siguiendo, les dan el cerrón, se llevan operador y lo dejan más adelante, mientras la unidad aparece abandonada seis o siete horas después», indicó.

Pedraza Navarrete, señaló que ya iniciaron la carpeta de investigación ante la Fiscalía General de la República (FGR) por ser un delito del fuero federal; también comentó que se tiene radicada otra en Pachuca, Hidalgo, mientras que otros empresarios han iniciado en Querétaro, «el Arco Norte cruza Puebla, Querétaro, Hidalgo, Estado de México y Michoacán, el robo es un problema que le está pegando a los operadores y a los dueños de las unidades». 
Finalmente el presidente de Adigal sospechan que son los mismos operadores quienes están coludidos con los delincuentes, porque de forma sorprendente a los choferes no les hacen nada y solo se llevan el combustible, ya que la unidad es rastreada vía satélite, pero antes de abandonarla la «basculean».

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).