SUMA CUBA NUEVO RÉCORD DIARIO DE CASOS DE COVID-19

Cuba sumó este lunes 229 nuevos contagios de COVID-19, cifra que establece un nuevo récord diario en positivos tras los 217 alcanzados el pasado día 24 y que coincide con el anuncio oficial de nuevas medidas para controlar el incremento de los casos importados en las últimas semanas.

De los casos contabilizados en la última jornada, 136 tienen fuente de contagio en el extranjero, 88 son autóctonos y en cinco no fue posible precisar la fuente de infección, según el parte diario del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

La isla acumula desde marzo 11,434 casos positivos y ha realizado hasta la fecha 1.4 millones de pruebas PCR.

El número de positivos importados se ha incrementado paulatinamente desde la reapertura de los aeropuertos cubanos a las operaciones de vuelos internacionales a mediados de noviembre y un mes después en el caso de La Habana.

Los casos de hoy están dispersos en las 15 provincias cubanas, con La Habana en cabeza al concentrar 60 de los nuevos positivos, 29 de ellos importados.

El número de casos activos que permanecen ingresados en hospitales del país caribeño es de 1,486, entre ellos nueve en estado crítico y diez graves.

La cifra total de muertes por la enfermedad se elevó a 143 al registrarse un nuevo fallecimiento en las últimas horas.

Con el objeto de frenar la curva ascendente y controlar los casos procedentes del exterior, las autoridades cubanas anunciaron hoy que desde el próximo 1 de enero restringirá el número de vuelos procedentes de Estados Unidos, México, Panamá, Bahamas, Haití y República Dominicana.

Se trata de los países con mayor índice de detección de casos positivos por cada mil viajeros, según el Minsap.

Otra de las nuevas medidas es la exigencia a partir del 10 de enero de un PCR negativo para entrar a Cuba que deberá realizarse como máximo 72 horas antes de la llegada.

Estos requisitos se suman a los protocolos de entrada que ya estaban vigentes, y que se continuarán aplicando con «rigor», aseguró hoy la autoridad sanitaria.

Entre ellos figura un PCR en frontera y un segundo cinco días después, este último solo en el caso de los residentes en Cuba o de las personas que no ingresan por motivos turísticos.

La gran mayoría de Cuba se encuentra desde el pasado 12 de octubre en una etapa de «nueva normalidad» que permite la activación total de servicios y actividades económicas.

La capital todavía no ha entrado oficialmente en esa nueva fase, y varias provincias retrocedieron en la desescalada en las últimas semanas debido a los rebrotes, vinculados en su mayoría a la llegada de viajeros desde el exterior.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).