URGEN A GOBIERNO DE MÉXICO A ANALIZAR PROS DE HEROÍNA

A fin de proteger la salud pública, impulsar el desarrollo y mitigar la violencia, la regularización de los productos o drogas de opio deben ser explorada y abordada con urgencia, según un artículo publicado en la Revista Internacional de Políticas de Drogas.

El escrito de los investigadores Zara Snapp y Jorge Herrera Valderrábano plantea las opciones políticas y legales de proveer de forma segura goma de opio y heroína extraída manualmente de México a Canadá como una medida de progreso para el País y de disminución de daños para personas usuarias.

Con la regularización, se apunta en el artículo, se podrían lograr beneficios para comunidades mexicanas que cultivan ilegalmente amapola, de donde se extrae el opio, y que viven en un contexto de extrema violencia y pobreza, al pasar a tener medios de ingresos estables y adecuados.

También sería favorable para individuos que consumen o inyectan opiáceos, como la heroína, en Canadá, que corren un gran riesgo para sus vidas por los productos adulterados.

«Se requieren cambios políticos audaces para revertir los daños causados por la prohibición», señalan los autores del texto.

El modelo de regularización planteado en el artículo señala que si un país opta por dedicarse al cultivo legal de amapola para la producción de opio, se debe enviar una notificación a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), especificando el área y la ubicación geográfica de la tierra que se utilizará y la cantidad aproximada de opio a ser producida.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).