COMERCIANTES PIDEN SE ACABE LA VIOLENCIA DE GÉNERO

 

Poco más de medio centenar de mujeres comerciantes de la organización Jorge Giménez Cantu cerraron parcialmente la calle Isidro Fabela en dirección a la Capital Mexiquense para exigir a las autoridades de seguridad pública de Toluca las dejen de acosar. 

Al grito de «somos vendedoras no delincuentes», solicitaron que las autoridades municipales les dejen realizar su trabajo, además de denunciar agresiones físicas, tocamientos y robos, por parte de la policía municipal.

Las mujeres comerciantes caminaron por la calle Isidro Fabela en su intersección con 5 de mayo donde también cerraron la vialidad en ambos sentidos, pidiendo sean escuchadas sus demandas, lo que provocó un caos vehicular y enojo por parte de los automovilistas. 

Con pancartas en mano las inconformes solicitaron también la intervención de la Comisión de Derechos Humanos señalando que policías las agreden física y sexualmente durante los operativos “tan solo en la pasada protesta del 8 de marzo varios uniformados nos empujaron y tocaron e incluso a una compañera le trataron de arrancar su bolsa”.

Siempre, dijeron, somos tratadas como delincuentes cuando lo único que buscamos es trabajar honradamente para llevar el sustento a nuestras familias, “hacemos un llamado a las autoridades municipales para que se acabe la violencia de género, sólo queremos trabajar”.

Es así que las inconformes cerraron por varios minutos la calle Isidro Fabela y 5 de Mayo, alzando la voz para que la violencia de género se termine y las dejen laborar.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).