EXTIENDEN ACUERDO START III ENTRE RUSIA Y EE.UU.

La cancillería rusa  divulgó un acuerdo de prórroga por cinco años del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas III (START) que debía expirar el próximo mes de febrero.

El vicecanciller ruso, Serguéi Riabkov, expuso: «En esencia, esta es una decisión mutuamente beneficiosa. Y es la única correcta. Tenemos un margen significativo de tiempo para iniciar y llevar a cabo negociaciones bilaterales profundas sobre toda la gama de cuestiones que afectan la estabilidad estratégica, para garantizar una seguridad confiable de nuestro Estado para un largo período por venir», citado por la agencia Telesur.

Además informó que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, realizaron su primera conversación telefónica, en cuyo marco abordaron varias cuestiones de las relaciones bilaterales entre Moscú y Washington, incluida la prórroga del START III.

El START III, se firmó hace diez años entre los entonces presidentes Barack Obama y Dimitri Medvéded, contempla el monitoreo mutuo de los arsenales nucleares por parte de Washington y Moscú y se ratificó en el 2011.

En mayo de 2020, la administración de Donald Trump propuso incluir en el tratado a China. Rusia respondió que Francia y el Reino Unido también debían ser partícipes del acuerdo pacifista por ser potencias nucleares y miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

Rusia propone incluir las armas nucleares y no nucleares ofensivas y defensivas en la agenda estratégica con la elaboración de una nueva ecuación de seguridad para los próximos cinco años.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Zhao Lijian congratuló la extensión del START III y dijo que ayudará a mantener la estabilidad estratégica global.

De acuerdo con Vladimir Putin, la extensión del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, también conocido como START III, «sin duda es un paso en la dirección correcta». Sin embargo, las contradicciones se siguen intensificando, precisó.

El presidente ruso hizo esas declaraciones en el Foro Económico de Davos, que este año se celebra en el formato de videoconferencia, y se pronunció en contra del hegemonismo imperial impulsado principalmente por Estados Unidos. 

Putin afirmó que el aumento de los problemas económicos y la desigualdad dividen a la sociedad y provocan intolerancia racial, nacional y social. Ha agregado que esta tensión se manifiesta también en los países «con instituciones civiles y democráticas aparentemente bien establecidas, encaminadas a suavizar y extinguir» estos fenómenos.

El presidente comparó la situación actual en el mundo con la década de 1930. «Por supuesto, no hay paralelismos directos en la historia, pero algunos expertos —y me tomo su opinión con respeto— vinculan la situación actual con los años 30 del siglo pasado», ha declarado, agregando que «se puede estar de acuerdo con esta situación o no, pero según muchos parámetros —en la escala y el carácter integral sistemático de los desafíos, de las amenazas potenciales— hay cierta analogía».

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).