FEMINISMO Y MACHISMO DEGRADAN AL HOMBRE Y A LA MUJER: JCHR

Francisco Javier Chavolla Ramos, Arzobispo de la Arquidiócesis de Toluca dijo estar de acuerdo en que se alabe y defienda el respeto a la mujer, pero sin llegar a la exageración, porque todo extremo es malo.

Lo anterior al ser cuestionado sobre los movimientos feministas que se han realizado tanto en la Ciudad de México como en la entidad mexiquense por los feminicidios que sean registrado, “alabo la actitud del respeto a la mujer, no a la exageración, los extremos son malos”.

Por ejemplo, dijo, el machismo es una degradación del hombre y el feminismo es una degradación de la mujer, alabo que se defienda  el respeto a la mujer y la dignidad de la misma, y de igual forma en el hombre, pero caer en los extremos, ya es un problema.

Chavolla Ramos, comentó que desafortunadamente la familia está pasando por una crisis, pues hay familias que están desquebrajadas y no tienen un verdadero fundamento, que es el amor, no la pasión.

“El amor es el que alimenta a la persona y sobre todo alimenta la relación de los esposos y el de papá y mamá con los hijos, de lo contrario se pierden los valores”.

Monseñor señaló que muchas veces la familia le da prioridad a otras cosas, provocando que las familias se destrocen, pero también existen familias que están haciendo el esfuerzo por mantenerse firmes en el amor de Dios.

Al ser cuestionado sobre la opinión de los expertos que señalan que la iglesia católica se niega a modernizarse, respondió que primero hay que entender a qué le llaman modernizarse, “si entienden por modernizar cambiar los principios para que el joven se acerque a Dios, nunca podrán persuadirlos; pero si buscan dinámicas, acercamientos de relación, eso sí es fundamental para que haya un llamamiento en el corazón de la juventud”.

Cabe mencionar que en fechas recientes grupos de feministas del Estado de México después de marchar por las principales calles de la capital mexiquense, vandalizaron varios edificios, entre los que destaca la Cámara de Diputados, donde grafitearon las paredes y colocaron mantas como forma de rechazo a los feminicidios que se han registrado y que según las inconformes, las autoridades no han hecho nada al respecto.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).