INICIA REFORESTACIÓN EN SAN FELIPE DEL PROGRESO, LA META ES SEMBRAR UN MILLÓN DE ARBOLES EN 3 AÑOS

 

Con el objetivo de que las generaciones futuras sufran menos del cambio climático, así como de la falta de agua, la administración sanfelipense tiene como meta sembrar un millón de árboles durante los tres años de gestión.

Una vez que dio inicio el programa de reforestación en el municipio, hasta el momento se han sembrado 35 mil árboles, “tenemos solicitud de 350 mil, pero esperamos poder llegar a los 450 mil sembrados este año”.

“Sin embargo vamos hacer un esfuerzo mayor y tratar de lograr la meta que se propuso esta administración que es de un millón de árboles, con lo que sin duda estaríamos rebasando lo proyectado desde el inicio de la administración”.

Así lo expresó Alejandro Tenorio Esquivel, presidente municipal de San Felipe del Progreso a través de un comunicado emitido en redes sociales, donde agregó que con la siembra de árboles las generaciones futuras van a sufrir menos el cambio climático y el que se estén sembrado árboles significa que en 20, 30, 50 o 100 años más la ciudadanía contará con mantos acuíferos llenos de agua, ya que actualmente existen muchas quejas por la falta del vital líquido.

Asimismo, informó que esta semana -con los debidos cuidados- empezó la reforestación en el barrio los Cedros de Calvario del Carmen y San Miguel la labor Centro y Monte Alto con el apoyo de los delegados quienes están muy comprometidos con su comunidad, realizando los trabajos correspondientes.

El alcalde indicó que las comunidades que entraron al programa de reforestación del empleo temporal implementado por el Ayuntamiento son barrio buena vista San Miguel la Labor, barrio el Llano de Guadalupe Cote, barrio la Palma San Miguel la Labor, barrio Las Palomas de San Miguel la Labor, barrio Monte Alto San Miguel la Labor barrio Santa Cruz de San Nicolás Guadalupe, Calvario del Carmen, Dios Padre, Mesa del Agüita, entre otras.

Por otra parte, Tenorio Esquivel comentó que párrocos de las diferentes iglesias ubicadas en la Villa de Santa Ana Nichis les solicitaron la sanitización de templos de la zona, solicitud que aprobó solo con una condición.

“Lo que les pedimos a los sacerdotes es que hablaran con la comunidad para que tuvieran conocimiento de las acciones que realizaría la administración y evitar que se generara mal información entre los habitantes y empezaran a correr el rumor de que les queremos hacer daño.

Además, les recordó que las actividades religiosas pueden llevarse a cabo de manera presencial, pero solo al 30 por ciento de la capacidad de cada templo, a fin de evitar que exista algún riesgo de contagio al COVID-19.

Finalmente, el presidente municipal de San Felipe del Progreso comentó que los datos oficiales que hasta el momento ha emitido la secretaria de salud estatal sobre el comportamiento del COVID-19, San Felipe del Progreso tiene 188 casos positivos, mientras que Ixtlahuaca 257; de igual forma en San Felipe del Progreso se tienen 29 defunciones y en Ixtlahuaca 83 por este mismo padecimiento hasta el 26 de julio.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).