“NADIE SE LIBRA DEL VIRUS DEL COVID”, LUCERO SE ENFERMÓ Y CONTAGIÓ A SU HIJA

Aunque es una situación mundial a muchas personas les da vergüenza confesar que enfermaron de Covid, y no es para menos, sobretodo si tomamos en cuenta que en nuestro país está muy normalizado culpar siempre a la víctima.

Por esta misma razón, la cantante y actriz no quiso hacer público que había estado enferma de Covid. Sin embargo al recapacitar se dio cuenta que no es algo para ocultar o que deba darle vergüenza.

Quiero contarles que me contagié de Covid y ya salí de ello afortunadamente, gracias a Dios, y hay muchos factores que ayudaron a que yo esté bien. Se los quiero contar porque no es algo que haya que esconder, es una situación mundial a la cual todos estamos expuestos’, indicó Lucero.

No obstante, la famosa admitió que experimentó un sentimiento de culpa y negación, pues le daba miedo haberse enfermado:

El día que yo descubro por medio de una prueba PCR que soy positiva, inmediatamente siento mucho miedo, temor, comienzo a pensar cómo me va a tocar a mí. He tomado todas las precauciones, utilicé el cubrebocas en todo momento, he limitado mis salidas desde que esto empezó, he intentado ser sensata, en los conciertos vía streaming que di nadie salió contagiado, pero bueno ahora pasó’, expresó y continuó:

Al salir positivo, me sentí muy asustada, no sabes qué puede pasar; afortunadamente pude tener atención inmediata de médicos que son expertos en el tema. Es importante atenderse a tiempo, tomar mis medicamentos como me lo recetaron desde un principio, y tener una salud completa, yo no tengo ninguna enfermedad, hago ejercicio, me alimento bien y creo que eso ayudó a que no me pusiera grave’.

De igual forma la famosa aseguró que pese a que usó cubrebocas contagió a su hija, Lucero Mijares, y aunque se sintió muy culpable en principio, está agradecida con Dios porque dentro de todo su hija está sana y además la pequeña ha sido muy comprensiva, pues entendió que nadie tiene la culpa de esto.

Me dio mucha pena que contagié a mi hija, pero ella reaccionó perfecto y estoy muy agradecida con Dios que a ella le haya ido muy bien y que esté sana. Quiero pedirles que por favor sigan cuidándose, no bajar la guardia. Todavía no se puede cantar victoria, el virus puede ser muy peligroso, debemos cuidarnos nosotros y a las personas que amamos’, concluyó.

Dejar un comentario

Tu email no se mostrará.