OMS RECOMIENDA NUEVO NOMBRE PARA  VIRUELA SÍMICA

Tras una serie de consultas con expertos mundiales, la Organización Mundial de la Salud (OMS) empezará a adoptar el nuevo término preferido «mpox» como sinónimo en inglés de monkeypox (viruela símica en español). Ambas denominaciones se utilizarán simultáneamente durante un año, mientras que «monkeypox» se eliminará de forma progresiva.

Cuando el brote de viruela símica (comúnmente conocida como viruela del mono) se expandió a principios de este año, la OMS identificó el uso de un lenguaje racista y de desprecio en conversaciones en línea, en otros entornos y en algunas comunidades. En diversas reuniones públicas y privadas varias personas y países plantearon su preocupación y pidieron a la OMS que propusiera una vía para cambiar el nombre.

La asignación de nombres a las enfermedades nuevas y, de forma muy excepcional, a las ya existentes, es responsabilidad de la OMS en el marco de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) y de la Familia de Clasificaciones Internacionales Relacionadas con la Salud de la OMS, a través de un proceso consultivo que incluye a los Estados Miembros de la Organización.

La OMS, de acuerdo con el proceso de actualización de la CIE, celebró consultas para recopilar las opiniones de una serie de expertos, así como de los países y del público en general, a los cuales invitó a presentar sugerencias de nuevos nombres. Sobre la base de estas observaciones, y de consultas con el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, la OMS recomienda lo siguiente:

La adopción del nuevo sinónimo mpox en inglés para la enfermedad.

Mpox se convertirá en el término de preferencia en inglés, sustituyendo el de “monkeypox”, tras un periodo de transición de doce meses. Esto sirve para mitigar las preocupaciones planteadas por los expertos sobre la confusión causada por un cambio de nombre en medio de un brote mundial. También da tiempo a completar el proceso de actualización de la CIE y a modificar las publicaciones de la OMS.

El sinónimo mpox se incluirá en la CIE-10 en línea en los próximos días. Formará parte de la versión oficial de 2023 de la CIE-11, que es el actual estándar mundial de datos de salud, documentación clínica y agregación estadística.

El término “monkeypox” en inglés seguirá siendo un término de búsqueda en la CIE, para que coincida con los registros históricos.

Las recomendaciones se basaron en la justificación, la idoneidad científica, el grado de uso actual, la pronunciación, la facilidad de uso en diferentes idiomas, la ausencia de referencias geográficas o zoológicas y la facilidad de recuperación de la información científica histórica.

Normalmente, el proceso de actualización de la CIE puede durar varios años. En este caso, el proceso se aceleró, aunque siguiendo los pasos habituales.

Durante el proceso de consulta se escuchó a diversos órganos de asesoramiento, como los expertos de los comités consultivos médicos y científicos y de clasificación y estadísticas, formados por representantes de las autoridades gubernamentales de 45 países.

La cuestión del uso del nuevo nombre en diferentes idiomas se debatió ampliamente.  El término mpox puede utilizarse en otros idiomas. Si surgen otros problemas de denominación, se abordarán mediante el mismo mecanismo. Las traducciones suelen discutirse en colaboración formal con las autoridades gubernamentales pertinentes y las sociedades científicas relacionadas.

La OMS adoptará el término mpox en sus comunicaciones y anima a otros a seguir estas recomendaciones para minimizar cualquier impacto negativo del nombre actual y de la adopción del nuevo término.

Nota a los editores:

Información de antecedentes sobre la denominación de la enfermedad, el virus que la causa y las variantes o grupos de virus:

Denominación de la enfermedad:

La viruela símica humana recibió su nombre en 1970 (después de que el virus que causa la enfermedad se descubriera en monos cautivos en 1958), antes de que se publicaran las Prácticas óptimas de la OMS para la denominación de enfermedades, publicadas en 2015. Según estos lineamientos, los nuevos nombres de enfermedades deben darse con el objetivo de minimizar el impacto negativo innecesario de los nombres en el comercio, los viajes, el turismo o el bienestar de los animales, y evitar causar ofensa a cualquier grupo cultural, social, nacional, regional, profesional o étnico.

La asignación de nuevos nombres a las enfermedades de reciente aparición y, muy singularmente, a las ya existentes, es responsabilidad de la OMS en el marco de la Familia de Clasificaciones Internacionales de la OMS (FCI-OMS), mediante un proceso consultivo en el que participan los Estados Miembros de la OMS. La CIE forma parte de la familia de la FCI-OMS.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).